Hace 20 años una tragedia enlutó el fútbol de Michoacán

Estatuas niños

Seis jovencitos perdieron la vida cuando entrenaban en las canchas de policía y tránsito.

Información Juanita Ruiz

Hace ya dos décadas que el futbol michoacano se vistió de luto, han pasado 20 años, pero aún recordamos con dolor esa tragedia donde seis jovencitos perdieron la vida cuando entrenaban en las canchas de policía y tránsito.

La tarde del 7 de septiembre del 2001 todo indicaba que los niños realizarían un entrenamiento normal, sin embargo una tromba y tormentas eléctricas azotaron gran parte de la República Mexicana y Morelia no fue la excepción.

La lluvia impidió la práctica futbolística de los adolescentes que jugaban en los campos de la Unidad Deportiva Cuauhtémoc, el equipo corrió a refugiarse bajo un árbol, fue ahí cuando un rayo acabó con la vida y los sueños de los niños del equipo de fuerzas básicas de Monarcas Morelia.

Alrededor de las 18:00 horas comenzó el aguacero y los niños de entre 14 y 15 años corrieron a resguardarse, mientras 6 de ellos murieron y otros cuatro que sufrieron quemaduras de segundo grado fueron canalizados para su atención médica.

Tras la descarga eléctrica, de manera instantánea fallecieron Rafael Arturo Estrada Campa, José Alonso Torres García, Jaime David Blancas Hernández, Josué Estrada Pérez, Enrique Barriga Herrera y Carlos Mora Villalón.

Tiempo después en el acceso a los campos, los padres de familia colocaron unas estatuas y placas conmemorativas en honor a los pequeños que no pudieron volver a tocar el balón.

Lamentablemente los amantes de lo ajeno hicieron de las suyas y comenzaron a desaparecer los monumentos, por lo que se optó por retirarse hasta tener mayor seguridad.

Descansen en paz los pequeños grandes futbolistas.

Entradas relacionadas