debate2

¿Qué debo hacer si la pandemia de COVID-19 ha provocado un retroceso en mi hijo?

SALUD

Una experta en educación infantil explica algunos de los comportamientos que han provocado en los niños los confinamientos, el aislamiento y otros efectos del COVID-19.

Información Redacción

La pandemia del coronavirus y los extensos confinamientos en el hogar provocan que los niños pasen largos periodos de tiempo en casa aislados de su entorno social y agravando aún más la crisis de atención y el aprendizaje.

La suspensión de las clases, junto a otras importantes facetas en su desarrollo como la interrupción de los juegos con los amigos y otras rutinas esenciales, están causando un aumento de comportamientos regresivos en ciertas habilidades que antes dominaban.

Claro ejemplo de ello son las alteraciones en rutinas como ir al baño o dormir, o las dificultades a la hora de controlar los sentimientos de ira, tristeza y ansiedad que sufren tanto niños como adolescentes.

Para comprender más a fondo estos comportamientos que los padres están viendo en sus hijos y entender cómo superarlos juntos, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia entrevistó* a Nancy Close, doctora y profesora adjunta en el Centro de estudios infantiles de la Facultad de Medicina de la Universidad estadounidense de Yale, así como directora adjunta del Programa sobre la Educación en la primera infancia.

¿Qué retroceso está observando en los niños durante la pandemia de COVID-19?

Estoy observando un retroceso notable, superior a lo que suele considerarse adecuado en términos de desarrollo. He visto a niños que han dado marcha atrás en el uso del lenguaje propio de los bebés y que necesitan más ayuda de lo que es normal en esa edad en sus rutinas diarias, como dormir o ir al baño.

Puede ser muy difícil enfrentarse a sentimientos complejos y manifestarlos, así que estamos viendo rabietas tanto en niños más pequeños como de edad más avanzada, incluso en estudiantes universitarios.

Por otro lado, también estamos observando numerosos problemas de comportamiento. Hemos detectado que a los niños les entristece mucho no poder estar con sus amigos o sus maestros y reaccionan con emociones y comportamientos exagerados a los cambios que se están produciendo en las escuelas.

A muchos padres y madres les preocupa que sus hijos no puedan ponerse al día tras la pandemia. ¿Cree que será posible?

Yo no puedo predecirlo. Desde una perspectiva optimista y teniendo en cuenta la curiosidad, la motivación y la resiliencia que los niños tienen por naturaleza diría que sí, que podrán ponerse al día.

Es importante que reflexionen y que hablen sobre lo que está pasando fuera. Que jueguen e intenten aprender y crecer juntos. Y que tengan siempre en cuenta que lo mejor que pueden hacer por sus hijos es darles amor y atención.

¿Qué consejo les daría ahora mismo a los padres y las madres?

¡Que no se rindan! Todos lo estamos haciendo lo mejor posible. No todos ejercen el papel de madres o padres de la misma forma, así que es mejor no compararse con otros progenitores ni comparar a nuestros hijos con los de los demás. Cada uno conoce sus valores y sabe lo que quiere para sus hijos. Estamos haciendo todo lo posible por salir adelante.