Michoacán, entre los primeros lugares por picadura de alacrán

SALUD

La SSM advierte peligro en temporadas de calor y lluvias por lo que inicia brigadas para la prevención de picaduras.

Información Redacción

La picadura de alacrán trae consigo algunos síntomas como el sentir adormecimiento y dolor en la zona afectada, cierre de garganta, mareos, salivación excesiva y dificultad para hablar, ojos con movimientos no coordinados, entre otros; posicionando a los niños pequeños y adultos mayores en mayor riesgo, pues el veneno suele ser más agresivo.

Y es que Michoacán se encuentra entre los primeros lugares a nivel nacional por picaduras de este arácnido que en 2018 picó a 43 mil 91 personas durante la temporada de calor y en el año pasado la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), registró un promedio de 17 mil casos. En caso de picadura es importante acudir al médico para que sea atendido.

Por otro lado, los ataques de alacranes representan un problema de salud pública que además involucra diversos aspectos económicos, sociales y culturales, ya que las viviendas rurales y marginales urbanas son las que corren mayor riesgo de infestación de alacranes, razón por la cual, la SSM ha desplegado brigadas en las 8 jurisdicciones sanitarias para la aplicación de plaguicida.

En las temporadas de calor y lluvias, es en la noche cuando más picaduras se registran por lo que se recomienda aplanar, resanar techos, paredes y pisos, pues esto disminuye las posibilidades de ser picado ya que los alacranes tienden a caer del techo y al sentir el movimiento de una persona dormida, instintivamente responden con la agresión.

Además, es importante mantener áreas limpias constantemente, en especial el patio, retirar objetos cuando ya no se utilicen, incluyendo, madera, leña, piedras y ladrillos, así como evitar el uso de pabellones en las cunas y camas; pintar de colores claros paredes, árboles y piedras, tapar grietas y poner mosquiteros sellados, de esta forma podrán evitar posible picaduras.