veranodivertido web

Minirobots se suman al Programa de Apoyo Psicológico COVID-19

SALUD

“Robotina Covidia” y “Davinchito Robotinio”, apoyan a pacientes que presentan altos niveles de estrés y minimizan el riesgo de contagio a los especialistas.

Información Redacción

Especialistas en salud mental del Centro Médico Nacional (CMN) “20 de Noviembre” del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) incorporaron el uso de dos minirobots al Programa Institucional COVID-19 de Apoyo Psicológico a pacientes, los cuales son una alternativa con menor riesgo de contagio para el personal y permite brindar una atención cálida y lúdica a los derechohabientes, informó la Coordinadora de este protocolo, Lucía Ledesma Torres.

Se trata de un innovador programa piloto, primero de tipo robótico aplicado en la atención de salud mental en Latinoamérica, que forma parte de un conjunto de estrategias propuestas por los especialistas del ISSSTE para atender los retos de salud mental derivados de la pandemia y que cuentan con el apoyo del Director General, Luis Antonio Ramírez Pineda.

La especialista en neuropsicología dijo que “Robotina Covidia” y “Davinchito Robotinio”, “tienen el objetivo de acercarnos al paciente considerando que está ante un tremendo estrés físico, psicológico, aislado de la familia y de manera parcial del equipo médico, porque todos estamos ahí con nuestros equipos de protección que parecieran trajes de astronautas y en muchos casos el enfermo ni siquiera puede vernos la cara, no sabe exactamente quienes somos”.

Puntualizó que los singulares personajes robóticos, una fija y otro móvil, son una alternativa con menor riesgo de contagio para el personal, a través de ellos los especialistas pueden evaluar las variables psicológicas y neuropsicológicas del paciente y hacerle recomendaciones.

“Nos permiten tener comunicación interactiva simultánea entre el profesional de salud, paciente e incluso con sus familiares, lo que contribuye a disminuir el impacto afectivo psicológico del confinamiento dentro del hospital”, afirmó la experta.

“El paciente nos escucha a través de los robots y nosotros lo vemos y escuchamos; quienes tienen COVID-19 que no pueden hablar les facilitamos un pintarrón para que escriban sus respuestas, cuya imagen es transmitida a nosotros por el robot”, explicó.

Entre sus múltiples beneficios, destacó, reducen la exposición del personal al contagio, facilitan el pase de visita de manera segura, “con el robot Davinchito que puede desplazarse, podemos tener contacto e intercambio con el paciente sin que el cuerpo médico tenga que cambiarse con el equipo de protección por varias horas en la unidad”.

Una gran ventaja es que los equipos robóticos pueden manejarse y administrarse desde cualquier parte del hospital o incluso lejos del nosocomio, si estuviéramos en otro estado o país podemos manejarlo desde cualquier latitud, lo que permite optimizar la atención y seguimiento de los pacientes, concluyó.