debteMich

Se amplía en Michoacán de 10 a 20 días el permiso para que padres falten al trabajo por nacimiento de sus hijos

MICHOACÁN

Muchas veces el rol del papá se ve opacado no por la relación madre-hijo, sino por la carga laboral.

Información Redacción

En Michoacán los padres trabajadores tendrán derecho a disfrutar a partir del nacimiento de sus hijos e hijas, de 20 días naturales de permiso con goce de sueldo, para asistir a su esposa o concubina en el puerperio, así como para convivir con el recién nacido.

Este permiso aumentará hasta en 60 días hábiles en caso de que la madre fallezca durante el parto, o derivado de éste se origine un daño grave en su salud, esto a propuesta de la diputada Lucila Martínez Manríquez.

Resaltó la importancia de que el padre participe en forma activa de la crianza de los niños y sea también un proveedor afectivo, lo cual contribuye en el desarrollo de los hijos.

Durante la sesión se aprobó la iniciativa de reforma propuesta por la legisladora mediante la cual se reformó la Ley de los Trabajadores al Servicio del Estado de Michoacán de Ocampo y sus Municipios para otorgar permisos a padres de recién nacidos.

Se manifestó que era necesario que los padres de recién nacidos tengan la oportunidad de gozar de mayor tiempo de su hijo o hija, y para asistir a su esposa o concubina durante el puerperio.

La figura paterna es sumamente importante en la vida de los recién nacidos, pero muchas veces el rol del papá se ve opacado no por la relación madre-hijo, sino por la carga laboral y económica que generan los gastos de un nuevo integrante de la familia, coincidieron los legisladores.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México se encuentra muy rezagado en el tema de incapacidad por paternidad, en comparación con países como España, donde se otorga 2 dos semanas de permiso, en Alemania 9 nueve semanas o Francia 28 veintiocho semanas; en nuestro país la incapacidad por maternidad es un derecho laboral que consiste en un período de 84 ochenta y cuatro días durante los cuales la mujer podrá ausentarse de su trabajo para atender a su hijo recién nacido.