debate2

Trabajadoras domésticas, entre la pandemia y sin derechos laborales

ECONOMÍA

Hasta la fecha, sólo 23,000 cuentan con su afiliación al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), lo que se traduce en menos de 1 por ciento.

Información Guadalupe Becerril

Un promedio de 2.4 millones de trabajadoras domésticas en México no cuentan con seguridad social, sus derechos laborales son violentados al recibir sueldos menores y extender sus jornadas de trabajo más de 8 horas aproximadamente, principalmente durante la pandemia.

Hasta la fecha, sólo 23,000 cuentan con su afiliación al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), lo que se traduce en menos de 1 por ciento.

Según el documento Trabajadoras Remuneradas del Hogar en América Latina y el Caribe frente a la crisis de la COVID-19, Las trabajadoras remuneradas del hogar ocupan un lugar crucial dentro de la respuesta a la pandemia del COVID-19.

Sin embargo, son uno de los principales colectivos afectados por la crisis. Según han denunciado los sindicatos de trabajadoras domésticas de algunos países, en determinadas situaciones se han visto persuadidas a pernoctar en sus lugares de trabajo, manteniéndose alejadas de su familia y sin el descanso adecuado.

Para hacer visible este problema, y reflexionar sobre sus condiciones laborales desde que inició la enfermedad de COVID-19, fue presentado el cuaderno “Nuestras voces cuentan”. Un texto que llama a la sensibilidad y al respeto de sus derechos.

Norma Palacios, integrante del Sindicato de Trabajadoras del Hogar, explicó que del 18 de mayo al 17 de junio se recabaron diferentes historias que plasman la realidad que durante el COVID-19 han vivido las empleadas domésticas, experiencias que van desde el confinamiento total en su espacio de trabajo “para no contagiar a los patrones” hasta la pérdida de su empleo sin ninguna liquidación.

Durante la presentación que se hizo de forma digital, se recordó que fue en abril del 2019, cuando se aprobó la reforma que otorga derechos laborales básicos a las trabajadoras del hogar, y a más de 1 año, muchas de estas obligaciones son ignoradas por los empleadores.