veranodivertido web

G20 analizará efectos del COVID-19

INTERNACIONAL

La preocupación tiene ya la suficiente importancia como para ubicarse en el centro de la agenda de los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del Grupo de los 20 (G20.

Información Notimex

El nuevo COVID-19 detectado en China a fines de diciembre pasado, eleva las preocupaciones financieras globales por los daños que podría acarrear a la economía global, adelantaron fuentes del Grupo de los 20 (G20) y estadounidenses.

La preocupación tiene ya la suficiente importancia como para ubicarse en el centro de la agenda de los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del Grupo de los 20 (G20), que se reunirán en Arabia Saudita a fines de la próxima semana.

Los temas de las monedas digitales, financiamientos ilícitos e impuestos a las grandes empresas tecnológicas, que dominaban hasta el pasado diciembre la agenda del grupo donde coinciden naciones industrializadas con países en desarrollo, han sido desplazados por el coronavirus.

Se prevé que el tema central de la cita en Ryad, la capital saudita, sea el análisis de medidas para mitigar las repercusiones por el nuevo coronavirus, que se centra en China pero se expande por Asia, Europa y llegó ya a Estados Unidos, señalaron fuentes del grupo a la agencia Kyodo.

Por lo pronto la demanda mundial de petróleo se espera se reduzca debido a la caída de actividades en China, el segundo consumidor mundial de crudo, donde millones de personas se encuentran en sus casas en cuarentena y por lo mismo sin laborar.

Un ejemplo del alto a las actividades es la planta de ensamblaje de Airbus en Tianjin, que detuvo labores el pasado 25 de enero por el Festival de Primavera y al momento sigue sin reanudarlas debido al brote.

Los trabajadores no pueden regresar a laborar, dijo a FlightGlobal el vicepresidente de mercadotecnia de Airbus, Francois Caudron, quien agregó que es una situación que no solo se da en la industria china de la aviación.

Para la consultora Rystad Energy, los efectos en el consumo de petróleo podrían disminuir hasta en 20 por ciento la demanda este año, llevándola de 1.1 millones de barriles diarios (bpd) estimada a fines de 2019, a 820 mil bpd, citó el sitio oilprice.

Se prevé que en su cita de Ryad el G20 difunda un comunicado conjunto llamando a la coordinación de políticas para mitigar el impacto económico y financiero del COVID-19, cuyos efectos dañan la economía ya resentida por la guerra comercial Estados Unidos-China.

Este grupo lo integran Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Corea del Sur, China, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudafrica, Turquía y la Unión Europea.

En tanto, en Washington, el presidente de la Reserva Federal (banco central), Jerome Powell, en una comparecencia ante el Congreso, señaló que esta institución observa de cerca el impacto del nuevo coronavirus no solo en la economía de China sino también en la global.

Advirtió que la incertidumbre comercial que dominó 2019 había disminuido pero ahora llega la amenaza del COVID-19, ante la cual aseguró que la economía estadunidense se muestra resiliente.