”Bajo el mismo cielo… soñamos”, abierta al público, en el Clavijero

CULTURA

Una instalación artística sobre niñez, migración, deportación, tráfico de blancas y el sueño americano, que estará disponible hasta septiembre de forma gratuita.

Información Redacción

Con un retrato de la dolorosa crudeza que viven quienes emigran en busca del “sueño americano”, especialmente las niñas y los niños, en una exhibición donde el público puede interactuar, el Centro Cultural Clavijero abrió las puertas de “Bajo el mismo cielo… soñamos”, de Erika Harrsch.

La inauguración comenzó con una charla en la que la autora habló sobre los niños y niñas que intentan cruzar las fronteras para comenzar una nueva vida, y de los migrantes que sueñan con un futuro seguro y de oportunidades, como una introducción a la instalación y video time-lapse que presentó.

Se recreron así los dormitorios precarios con colchonetas penitenciarias sobre el suelo y las frazadas metálicas de mylar, iguales a las que utiliza el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en los dormitorios de los centros de detención para menores indocumentados que han sido arrestados al tratar de entrar al país ilegalmente.

La integración de los espectadores activó la pieza cuando fueron invitados a sentarse o acostarse sobre las colchonetas. Al mismo tiempo, dentro de ese mismo espacio, se pudieron escuchar en sonido estereofónico, la interpretación musical del texto del Dream Act interpretada por Magos Herrera, quien canta a capela las estrofas de esta ley como la voz de una madre que evoca a su hijo.

Dream Act (Desarrollo, Ayuda y Educación para Menores Extranjeros por sus siglas en inglés), es la acallada ley del Congreso presentada en 2001, como parte de la reforma migratoria en los Estados Unidos que nunca fue aceptada.

El espacio de la video instalación es delimitado por una pantalla suspendida cortada en un extremo, como réplica de línea divisoria de la frontera entre los Estados Unidos de América y México. Sobre ésta se proyecta un cielo en movimiento. Del otro lado de la pantalla se simula una celda de detención para menores.

La muestra se encuentra disponible de forma gratuita, en la sala 10 del Centro Cultural Clavijero, y estará disponible hasta el mes de septiembre.