coronavirus precauciones

La presentación de obras de autores internacionales han catapultado a la Compañía Nacional de Danza

DANZA

La agrupación del INBAL ha representado a James Kelly, Demis Volpi, Vasily Medvedev y Roser Muñoz.

Información Redacción

 

La Compañía Nacional de Danza (CND) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) ha tenido como invitados, en diferentes momentos y en los últimos años, a personalidades artísticas como James Kelly, Demis Volpi, Vasily Medvedev y Roser Muñoz, quienes con su experiencia y técnica han hecho escuela en la CND y contribuido a fortalecer la colaboración y el intercambio dancístico internacional con la compañía.

Asimismo, la presentación de obras internacionales en México de la mano de sus creadores y repositores ha colocado a la CND en la mira mundial con recientes direcciones artísticas de figuras de la coreografía como James Kelly (EU), Demis Volpi (Argentina), Vasily Medvedev (Rusia) y Roser Muñoz (España), entre otros.

James Kelly, quien fue maestro de la CND, trabajó su versión coreográfica Sueño de una noche de verano, de William Shakespeare, en el marco de los 400 años de la muerte del dramaturgo y poeta inglés.

En el caso de Demis Volpi, director general y coreógrafo principal de la compañía alemana Ballett am Rhein, estrenó mundialmente en nuestro país su versión de La consagración de la primavera, obra con música de Ígor Stravinski inspirada en la cultura mexica y en el ritual a uno de sus principales dioses, Xipe Tótec, a quien le ofrendaban sacrificios durante la celebración del Tlacaxipehualiztli (2018).

Vasily Medvedev, miembro del Consejo Internacional de Danza de la UNESCO y director artístico del Festival Internacional Dance Open de San Petersburgo -después de su colaboración para el montaje en México del ballet La Esmeralda (2012)- contribuyó con su experiencia dancística y técnica rusa para elegir a los intérpretes de la CND en su reposición del tercer acto de la obra Barba azul (Grand pas de Deux électrique).

Mientras que, la repositora oficial de las obras de Uwe Scholz, la española Roser Muñoz, tuvo una estancia de casi cuatro meses para el montaje y estreno en México de la obra sinfónica internacional Tercer concierto para piano de Rajmáninov; un ballet que requiere, de acuerdo con Muñoz, de excelente precisión técnica e interpretativa para cada uno de los movimientos de la pieza, inspirada en el abstraccionismo.