elecciones2021

COVID-19: Trae de regreso el plástico de un solo uso; retroceso en la educación ambiental

ECOLOGÍA Y MEDIO AMBIENTE

Sociedad debe entender el daño al medio ambiente por el excesivo uso de desechables y bolsas de plástico por la pandemia.

Información Redacción


La pandemia del virus SARS-COV2 ocasionó que en México un gran número de personas recurrieran al uso de productos desechables de un solo uso, con la idea de evitar contagios, a pesar de las disposiciones en la materia para dejar de hacerlo por los daños que causan al medio ambiente.

En mercados públicos y establecimientos comerciales de comida regresaron a la normalidad de entregar la comida en productos de un solo uso hechos de unicel para la venta de alimentos y bebidas, al igual que bolsas de plástico que no son prácticas amigables con el ambiente.

No sólo mascarillas y guantes, también empaques de plástico de comida y otros productos a domicilio están inundando calles, vertederos y océanos durante la pandemia, algo que cuesta millones de dólares a las economías y representa una grave amenaza para los ecosistemas, considera la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Gabriela Jiménez Casas del Instituto de Ecología (IE) de la UNAM considera en una publicación que hizo en el boletín de la Máxima Casa de Estudios, que el miedo al virus es algo que tomo por sorpresa a la mayoría de los mexicanos.

“Íbamos bastante bien en la ley de un solo uso que se estaba aplicando; ya no teníamos que tratar de convencer a la gente, llevaban sus termos a la cafetería para comprar su café, pero con la pandemia el tema dio un retroceso impresionante” Explica la bióloga experta en el tema.

La especialista estima que si bien el miedo de contagio que actualmente tiene la gente es natural, ello genera problemas para implementar las estrategias de educación ambiental, las cuales tienen un papel importante, como por ejemplo el uso de agua y jabón para eliminar virus.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) cerca del 75% del plástico generado por mascarillas, guantes y botellas de gel antibacterial se convertirá en desechos que llegarán a basureros y mares con un grave costo para el medio ambiente. Para julio del 2020, la venta de mascarillas desechables pasó de 800 millones de dólares en 2019 a 166 mil millones en 2020.

En México, el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático escribe en el texto “Panorama de la Generación y Manejo de Residuos Sólidos y Médicos durante la pandemia por COVID-19”, que la generación total de residuos médicos y sociales por la pandemia será de 81 mil 214 a 92 mil 338 toneladas al día; es decir, 16.5 por ciento más que lo generado en condiciones normales.

Con la situación actual se debe aclarar una conciencia clara y preocupación por la economía, social, política y ecológica en zonas urbanas y rurales. Al igual que ofrecer a la población oportunidades para adquirir conocimiento y compromiso para mejorar el medio ambiente; creando nuevos patrones y habilidades por el comportamiento de la pandemia actual.

En el marco del Día Mundial de la Educación Ambiental, que se celebra el 26 de enero, el reto consideran especialistas e investigadores es como explicarle a la sociedad la forma de no contagiarse sin tanto uso de desechables, además de cuáles son los materiales en los que sobrevive menos tiempo el virus.

El Día Mundial de la Educación Ambiental fue decretado en 1975, en Yugoslavia, por más de 70 naciones que participaron en el Seminario Internacional de Educación Ambiental y firmaron la llamada Carta de Belgrado.