“Cafés nicolaitas” abordan el tema “Cáncer: Genética o Epigenética”

Educación

Se explicaron los principales motivos por los cuales una persona padece esta enfermedad.


Por: Yesenia Magaña

Morelia, Michoacán.- ¿Quién no ha escuchado que no debemos comer salchichas porque nos puede ocasionar cáncer? Pues esta idea no dista del todo de la realidad, de acuerdo con estudios recientes que tienen que ver con la epigenética, el cáncer podría ser reversible y prevenible, así lo expuso la investigadora Alejandra Ochoa Zarzosa, quien fungió como moderadora de la conferencia “Cáncer: Genética o Epigenética”.

“La epigenética son cambios que están relacionados con la expresión de genes pero que no involucra mutaciones como tales sino que son modificaciones químicas asociadas al ADN y que pueden también tener que ver con la aparición del cáncer…los cambios epigenéticos a diferencia de los genéticos podrían ser reversibles es decir se pueden cambiar, si conocemos los cambios epigenéticos detrás del cáncer podríamos tratar de controlarlo”, dijo.

De acuerdo con la moderadora, el cáncer es una serie de enfermedades cuya principal característica es el descontrol del ciclo normal de las células las cuales crecen sin control y provocan que los tejidos dañados pierdan su función, de acuerdo con algunos estudios que se debatieron en el café nicolaita se han encontrado distintos factores que pueden favorecer a la aparición del cáncer.

“Muchos factores ambientales que están los alimentos, en la exposición a rayos X, a luz ultravioleta que pueden ser desencadenantes para padecer cáncer, todos sabemos el humo del tabaco, etc. actualmente se ha considerado que un alto consumo de carnes rojas y muy quemadas desencadena varios compuestos que se han asociado al padecimiento del cáncer, no quiere decir que porque comamos una salchicha nos de cáncer, pero sí aumenta el riesgo”. Aseguró.

Si estas investigaciones y estudios continúan proliferando podrían llegarse a conocer las causas epigenéticas detrás del cáncer y de este modo hacer que las células dañadas no proliferen.