elecciones2021

Critica AMLO al INAI por decisión de impugnar Padrón de Usuarios de Telefonía Móvil

NACIONAL

El mandatario federal considera que el INAI se creo “para defender a las grandes empresas”.

Información Libia Bucio

Esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador criticó la decisión tomada por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), de promover una acción de inconstitucionalidad ante la Corte en contra del padrón nacional de datos biométricos de usuarios y titulares de telefonía móvil, impuesto en la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

El mandatario nacional, visiblemente molesto, expresó que tanto el Inai, como la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), en realidad son organismos que se crearon para defender grandes intereses.

“La realidad es que se hicieron para beneficio de las grandes empresa que se dedicaban a saquear al país. Esta reforma les afecta directamente a las telefónicas, que lo único que les interesa es el dinero y les perjudica porque según ellos, van a dejar de vender, de lucrar”.

López obrador aprovechó para acusar al INAI de ocultar los expedientes del caso Odebrecht, “imagínense, un instituto de ‘la transparencia’, que resolvió no dar a conocer información sobre los expedientes del caso Odebrecht que daba sobornos, y ahora se inconforman y actúan en favor de las telefónicas, que porque se van a violar datos personales... eso es hipocresía. Por eso debemos revisar todo esto, porque si no, el Estado seguirá a Merced de una minoría rapaz ”, señaló.

El presidente advirtió que continuarán con la iniciativa a pesar de las acciones legales interpuestas por las telefónicas y el INAI.

Cabe señalar que el pleno del INAI coincidió en que el nuevo padrón de telefonía móvil no garantiza el combate a la delincuencia y, por el contrario, se coloca al usuario en una posición de vulnerabilidad al condicionar el acceso al servicio de telefonía con la entrega de datos biométricos, dañando su derecho a la protección de datos personales y privacidad, así como la presunción de inocencia y la libertad de expresión.

Además, la reforma en cuestión acerca a México a un modelo de monitoreo y vigilancia encubierta, incesante y sin garantías, en clara contravención a los principios de legalidad y seguridad.