debteMich

Advierte INAI riesgos en el padrón nacional de usuarios de telefonía móvil

NACIONAL

Manifestó que el uso de los datos biométricos vulnera la privacidad de los usuarios y arriesga que esta información se exponga a ser robada y filtrada en el mercado negro.

Información Libia Bucio

La reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión que autoriza el registro de datos biométricos para la creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, podría representar un alto riesgo en la seguridad de la población.

Así lo advirtió el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) al insistir que el manejo de este tipo de información relacionada con la identidad de una persona, requiere de gran cuidado, ya que cualquier vulneración podría generar daños significativos, difíciles de reparar.

Dicha reforma establece que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) será el encargado de instalar, operar, regular y mantener el nuevo padrón, con el objetivo de colaborar con las autoridades de seguridad pública y justicia, e inhibir las actividades de la delincuencia organizada.

Sin embargo el INAI manifestó que el uso de los datos biométricos vulnera la privacidad de los usuarios y arriesga que esta información se exponga a ser robada y filtrada en el mercado negro.

“Se advierte un riesgo potencial al permitir que el manejo de información de carácter biométrico, pueda ser manipulada por un número elevado de operadores de telefonía, quienes serán los encargados de recabar dichos datos", señaló.

Al respecto, la organización Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) se expresó en contra de esta reforma que vulnera la privacidad y compromete los derechos humanos, además de que calificó de “ingenuo“ pensar que la delincuencia organizada utilizará teléfonos registrados a sus nombres, con datos biométricos para cometer delitos. “Eso no va a suceder”.

La R3D insistió en que la base de datos va a controlar a todos, menos al crimen organizado, quienes para delinquir pueden usar chips de Estados Unidos, o robar y duplicar tarjetas SIM, “y hasta usar servicios de voz por internet”.

El organismo agregó que lo peligroso es que se viola la presunción de inocencia, ya que se corre el riesgo de que el número de otra persona sea suplantantado para cometer actos ilícitos y las autoridades terminen acusando a inocentes.

Además, al imponer nuevas barreras de acceso a líneas telefónicas, se incrementa la brecha digital, limitando el acceso a la comunicación de grupos vulnerables y marginados.