México “retrasa” 45 días la imposición de aranceles, tendrá que bajar el flujo migratorio

NACIONAL

Cancillería niega que se haya pactado algún acuerdo en secreto con el gobierno de Donald Trump, o que exista un convenio para incrementar la compra de sus productos agrícolas.

Por: Libia Bucio

Tras superar la amenaza de Donald Trump de aplicar este lunes aranceles a los productos mexicanos, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que "ya pasó la semana difícil", por lo que felicitó a la delegación mexicana encargada de negociar un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos.


Acompañado por el canciller Marcelo Ebrard y por el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, el mandatario señaló en conferencia de prensa, que se vivieron momentos muy complicados, pero "se mantuvo la dignidad y los principios de nación".


En su intervención, el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, calificó la negociación con autoridades estadounidenses como "el momento más difícil de la relación bilateral en lo que va de la presente administración".


Ebrard manifestó que ahora México tiene 45 días para disminuir el flujo de migrantes hacia la frontera norte, "de lo contrario tendremos otra ronda de negociaciones para evitar que regrese la amenaza de la imposición de aranceles a productos mexicanos", añadió.


El canciller informó que se trabajará en tres medidas: reforzar la vigilancia en la frontera sur, con la participación de la Guardia Nacional; evitar el libre tránsito de personas indocumentadas y elaborar un registro puntual de migrantes; aplicar la resolución 235 del gobierno norteamericano, que habla de dar estancia en México a las personas que soliciten asilo en el vecino país del norte, mientras se resuelve su situación.


El titular de la SRE expresó que a mediados de julio se realizará una evaluación para ver los resultados de las medidas adoptadas, por lo que se dialogará con organizaciones de Centroamérica para que ayuden a detener el flujo migratorio.


"Sabemos que el problema debe ser atacado desde la raíz, así que logramos que EU se comprometiera a invertir en el desarrollo económico de los países centroamericanos, para que tengan mejores condiciones de vida desde casa y no tengan que emigrar".


El canciller negó que se haya pactado algún acuerdo en secreto con el gobierno de Donald Trump, o que exista un convenio para incrementar la compra de sus productos agrícolas.