Congreso de la unión tiene hasta el 30 de abril para aprobar la Ley General de Comunicación Social

Michoacán

Bautizada por organizaciones civiles como “#LeyChayote”, su objetivo principal será regular el gasto en la publicidad que ejerce el gobierno federal.


Por: Libia Bucio

Ciudad de México.- De acuerdo a un mandato emitido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el Congreso de la Unión debe elaborar antes del 30 de abril, fecha en la que concluye el segundo periodo ordinario de sesiones del último año de esta legislatura, la Ley General de Comunicación Social, cuyo objetivo principal es establecer las reglas para el otorgamiento de la publicidad oficial a los medios de comunicación, así como la regulación del  gasto en imagen que ejerce el gobierno federal.

La Cámara de Diputados ya aprobó con 205 votos a favor y 168 en contra, una minuta de esta ley que fue remitida al Senado de la República para su análisis en comisiones y discusión en el pleno.

Sin embargo, las bancadas de Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT) en el Senado, ya anunciaron que buscarán modificar la propuesta de ley, al considerar que fue legislada "al vapor", por lo que incumple con la sentencia emitida por la Suprema Corte.

Fernando Herrera, coordinador del grupo parlamentario del PAN en el Senado, se posicionó en contra de la #Ley Chayote, como le han nombrado organizaciones civiles, ya que dijo, "es una burla que no se hayan impuesto límites en el ejercicio presupuestal, además de que propusieron a la Secretaría de Gobernación para regular toda la política de comunicación social; la Institución eminentemente es política, por lo que no será imparcial y tratará de controlar la información general que transmitan los medios", expresó el legislador.

"Tampoco la norma aprobada por los diputados, establece en ninguno de sus 45 artículos, la forma en la que podrían ser sancionados los funcionarios que no observen los criterios y objetivos de la ley" indicó.

Por último, señaló que a pesar de que el Congreso tiene la presión de aprobar esta ley a más tardar el 30 de abril, como lo estableció la Corte, todavía se puede sacar un dictamen que dé garantías de que la libertad de expresión no va ser vulnerada.