La canícula es el lapso en el que se registran altas temperaturas y una disminución de lluvias, por lo que este fenómeno comienza pocas semanas después del inicio de verano, en la última quincena de julio con una duración de 40 días en promedio.

Más artículos...

Página 1 de 731