Defiende AMLO su iniciativa de Reforma Eléctrica

AMLO

Asegura que si no se hace nada, las tarifas se elevarían más y se dañaría a la población.

Información Libia Bucio

Luego de que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) afirmara que la iniciativa de reforma eléctrica presentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, implicaría un grave “retroceso” para este sector, al poner a México en riesgo de ser visto como un país con ausencia de Estado de Derecho, esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que sin los cambios propuestos, las empresas en la materia terminarían por apoderarse de todo el mercado.

El mandatario aclaró que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no tiene intereses de lucro, pero hay empresas que sí, «algunos no quieren los cambios porque les beneficia el marco legal actual; quieren la mal llamada reforma energética que beneficia a un puñado de empresas que se sentían dueñas de nuestro país».

Insistió que de no hacerse nada, México sufriría severas consecuencias, “no queremos llegar a situaciones graves como en España, donde las tarifas de luz están por las nubes”.

A decir del Presidente, la llamada reforma energética del periodo neoliberal o neo porfirista, solo beneficia a un puñado de empresarios que pagan menos por el consumo de electricidad que el resto de la población.

“Los más de 40 millones de usuarios pagan más que los que utilizan la luz con propósitos comerciales, como los grandes corporativos o centros comerciales, es decir, de manera proporcional, los que tienen uno o dos focos, pagan más que los machuchones”.

López labrador insistió que este tema es igual que el pago de impuestos, «los de más arriba no pagaban impuestos y en el caso de la reforma eléctrica es parecido, porque las grandes corporaciones pagan muy poquito por la luz».

De acuerdo a un análisis elaborado por el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), dependiente del CCE, la iniciativa de reforma eléctrica implicaría un grave retroceso para el sector, ya que “la imagen de México como un país atractivo para la inversión nacional y extranjera se vería afectada negativamente por una percepción de ausencia de Estado de Derecho, proyectando un ambiente de inseguridad en los negocios por un constante cambio en las reglas del juego”.

Entradas relacionadas