Hoy el Estadio Morelos celebra su aniversario 29

Futbol

4 finales, un campeonato, 35 mil aficionados, toda una historia se ha vivido en “El Coloso del Quinceo”.


Por Patricia Velázquez

Morelia, Michoacán.- Tantos momentos se han vivido en este inmueble, 29 años de albergar miles de almas unidas por la misma pasión del futbol, un día como hoy, 09 de abril, pero de 1989, se inauguraba la casa de Monarcas Morelia, el “Estadio Generalísimo José María Morelos y Pavón”.

La construcción de este inmueble duró dos años y medio, y cuenta con una capacidad de 35 mil aficionados.

Fue aquel 9 de abril, cuando el “Coloso del Quinceo”, se vestía de fiesta, en la jornada 28, América sería el equipo que estrenaría el césped en la temporada 88-89, enfrentando a los monarcas, con históricos jugadores como Mario Mudo Juárez, Mario Díaz, Marco Antonio Fantasma Figueroa, entre muchos otros.

El chileno, Juan Ángel Bustos, fue el primer jugador en anotar en el Estadio Morelos, terminando aquel partido inaugural con una victoria de 2 a 1 a favor de los purépechas.

A lo largo de toda esta historia, el Morelos ha sido testigo de cuatro finales de liga:

En la ida del invierno del 2000, torneo donde Monarcas se coronó campeón, Apertura 2002, Clausura 2003 y Clausura 2011.

Además, en 2013, los locales consiguieron el título de Copa MX ante Atlas, firmando aquel partido como la primera final ganada en casa.

El día del alumbrado del estadio, en el año 2002, representó uno de los momentos inolvidables para algunos aficionados, al contar con reflectores que iluminaron totalmente el césped moreliano.

El año 2011, representó un cambio radical para el Coloso del Quinceo, al ser sede de la Copa Mundial de Futbol Sub-17, trayendo consigo la remodelación de las partes exteriores, taquillas, vestidores embutacado, nueva sala de medios, zona VIP y retiración de malla de seguridad, convirtiéndolo en uno de los mejores de la Liga MX.

Hoy se celebra el aniversario del Estadio Morelos y se sigue soñando con albergar nuevamente una final que regale la alegría a toda su afición.