Cordero y Hernández dueños de la Carrera Panamericana

michoacanos carrera panamericana

• Cuatro veces a la gloria Panamericana, convirtiéndose así en la primera pareja mexicana en llegar a este número de campeonatos.

La edición XXXIV de La Carrera Panamericana tiene ya dueños: Ricardo Cordero y Marco Hernández, hicieron una remontada que parecía imposible, luego de que un neumático pochado les colocara contra la pared, apenas en el primer día de competencia en el recorrido de Oaxaca a Veracruz.

Al llegar a Boca del Río, El Malditillo sanó las heridas y se fortaleció para remontar los poco más de 4’30” minutos que pesaba sobre las manos de sus tripulantes.

La empresa no se veía sencilla, ya que tenía en la mira a una pareja experimentada que este año llevó de forma constante a El Commander en la cima del tiempo absoluto, con Hilaire y Laura Damirón marcando un paso constante, Cordero se empleó a fondo en el ataque.

Clave como siempre para el potosino y su derecha, fue el día 4 con las etapas de la Ciudad de México y Morelia, ya que ahí, los actuales campeones nacionales de rallies, reyes de Mil Cumbres, ganaron el día y con ello la convicción de dar batalla.

El destino jugó a favor de El Malditillo, al quitar de la competencia al experimentado Emilio Velázquez, que también apretaba el crono. El Golden Tiger, rompió una flecha justo en uno de los días más complicados en la ruta, el cinco con meta en Aguascalientes.

Velázquez y Jorge Bernal, a pesar del esfuerzo, la cuesta arriba de cinco minutos y el gran ritmo de El Commander y El Malditillo, les relegó fuera de la pelea por el absoluto.

El Espinazo del Diablo, en Durango el día 6, representó la antesala de la batalla final. Cordero y Hernández, ganadores de nueva cuenta de la jornada, subieron a su Studebaker 1953 la mañana de este jueves con una diferencia del liderato de sólo ¡18 segundos!

Con sólo cinco tramos por disputarse en el día final, el equipo del auto #139, a dos tramos del final de la etapa Parras-Saltillo, no sólo alcanzó a los Damirón sino que también, los superaron por solo…4 segundos, diferencia que necesitaban hacer valer en los últimos kilómetros.

Ya con la ventaja en sus manos, y con una ventaja de 6 o 7 segundos, Cordero y Hernández, entraron al que sería el tramo más importante de la semana: ¡el último en Saltillo!

Con entrada más que triunfal, los campeones llegaron a la capital de Coahuila, para dar fe de la hazaña que los confirma, sin lugar a dudas, como los mejores de La Carrera de México.

Con ello, Cordero y Hernández, han llevado a El Malditillo, cuatro veces a la gloria Panamericana, convirtiéndose así en la primera pareja mexicana en llegar a este número de campeonatos.

Entradas relacionadas