elecciones2021

Las mutaciones del coronavirus hacen más difícil la lucha contra la pandemia de COVID-19, advierte la OMS

SALUD

Cuanto más se propague el virus, mayor será la posibilidad de que haya nuevas mutaciones que a su vez pueden ser más contagiosas o potencialmente peligrosas, advirtió la agencia de salud de la ONU.

Información Redacción

 


El director de la Organización Mundial de la Salud informó este lunes que Japón ha notificado una nueva variante del coronavirus que causa el COVID-19.

“Cuanto más se propague el virus, mayor será la posibilidad de que se produzcan nuevas mutaciones. En particular, la transmisibilidad de algunas variantes del virus parece estar aumentando”, advirtió Tedros Adhanom Gebreyesus durante la conferencia bisemanal de la OMS.

Tedros explicó que, aunque hasta ahora las mutaciones no han mostrado un incremento en la gravedad de la enfermedad, su mayor transmisibilidad podría generar un aumento en los casos y las hospitalizaciones.

“Esto es muy problemático para los trabajadores de salud y los hospitales que ya están cerca de quebrarse. Algo especialmente cierto donde las medidas sociales y de salud pública ya se han derrumbado lo que puede tener un efecto dominó en otros servicios de salud esenciales”, aseguró.

Por su parte la epidemióloga líder de la Organización, la doctora Maria Van Kerkhove, dijo que identificar las variantes que han aumentado los contagios es un obstáculo más en la lucha contra la pandemia.

“No es bueno, no ayuda a la situación en la que estamos, la hace mucho más difícil, pero aún así tenemos la posibilidad de controlar este virus”, aseveró.

Agregó que los contagios ya estaban aumentando en varios países incluso antes de que se identificaran las mutaciones o que estas estuviesen circulando.

“Y esto es debido al incremento de personas mezclándose, no hay otra razón. Las variantes no ayudan ahora que están circulando en varios países, sin embargo, tenemos las herramientas para romper estas cadenas de transmisión y continuaremos diciéndolo”, resaltó.

Van Kerkhove recordó que en el verano la intensidad de transmisión se había reducido a un solo dígito en la mayoría de los países europeos, algo que cambió cuando las personas comenzaron de nuevo a juntarse en el otoño y especialmente durante las vacaciones de Navidad.

La curva de contagios “aumentó casi verticalmente, pero eso no significa que hayamos perdido la batalla. Tenemos que reducir nuestro contacto con otras familias, además de nuestra familia inmediata. Lo que debemos hacer ahora es mantener la distancia física con otros, se que es algo difícil, pero podemos utilizar mascarillas, y asegurarnos que los Gobiernos apoyen a las personas cuando les piden que se queden en casa”, dijo.

La experta recordó que ya hay algunos países que han logrado el equilibrio de mantener la transmisión baja y al mismo tiempo reabrir sus economías