diademuertos cover2020

Cerca de 154 mil millones de pesos se obtendrán con la extinción de fideicomisos

NACIONAL

Dicho presupuesto será asignado a la Federación para ser utilizado en programas sociales y en el sector salud.

Información Libia Bucio

Pese a las múltiples observaciones que asociaciones civiles, investigadores, universidades y organismos defensores de derechos humanos han hecho llegar al Congreso de la Unión para reconsiderar la extinción de los fideicomisos que propone la bancada de Morena, este tema avanza y al parecer no tiene marcha atrás.

La Cámara de Diputados, a través de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, se encamina a obtener la extinción de 55 fideicomisos y fondos, cuyo presupuesto -que ascienden a cerca de 154 mil millones de pesos-, será asignado a la Federación para ser utilizado en programas sociales y en el sector salud.

Entre los fideicomisos más polémicos destinados a desaparecer, se encuentra el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), el Fideicomiso de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine); el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), así como 32 fondos para proyectos científicos y tecnológicos en diversos centros de investigación.

El dictamen propone que en el caso del Fonden, los estados deberán prever en sus presupuestos, recursos para atender a la población afectada y los posibles daños en infraestructura.

En cuanto al Fidecine, los apoyos para hacer largometrajes en el país, deberán obtenerse de la recaudación del derecho de cinematografía.

En el deporte de alto rendimiento, se mantiene la posibilidad de continuar brindando ayuda económica y material sólo a los atletas con "posibilidades" de participar en Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

El Fondo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, también se elimina, por lo que la Secretaría de Gobernación deberá acondicionar en su presupuesto anual, una partida para medidas preventivas y de protección.

Desaparece el fondo para apoyar a los ahorradores defraudados de cajas populares, quienes estarían a cargo de la Secretaría de Hacienda; también se extingue el fideicomiso de apoyo a emprendedores, micro y pequeños empresarios, así como el apoyo para trabajadores exbraceros.

El principal argumento de los legisladores morenistas en torno a estas acciones, es que se necesitan recursos para combatir el deterioro de las finanzas públicas causadas por los efectos negativos del coronavirus y la caída en los precios del petróleo.