Banner doble circuito

 

 

Santuario de Sierra Chincua una belleza más de Michoacán que debes conocer

Ecología y Medioambiente

El titular de la SEMARNACC se comprometió a redoblar los esfuerzos para que juntos, gobierno y comunidad, puedan perpetuar la conservación de la naturaleza.


Redacción

Senguio, Michoacán.- El Santuario de Sierra Chincua, en el oriente de Michoacán, está enclavado con uno de los más esplendoroso paisajes naturales que tiene nuestro estado. Con grandes extensiones de bosques, senderismo, cabañas, impresionantes cascadas y una gran calidez de su gente; razones por las que esta región está catalogada como Patrimonio Natural de la Humanidad.

"Este es uno de los más grandes santuarios que tiene nuestro país y el mundo entero, es refugio de millones de lepidópteros que cada año llegan hasta sus húmedas y verdes tierras, ubicadas a más de tres mil metros sobre nivel del mar; aquí la majestuosidad de la naturaleza nos enorgullece, estás son las áreas verdes que estamos obligados a conservar, por ello vamos a dar todo el respaldo a los ejidatarios de toda esta región para perpetuar la estabilidad social y la conservación ecológica", se comprometió el titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático (SEMARNACC), Ricardo Luna García.

En una gira de trabajo que sostuvo con ejidatarios, autoridades auxiliares, el Presidente Municipal del Senguio, Rodolfo Quintana Trujillo, además de ciudadanos que participan en la administración y servicios que se ofrecen el centro eco-turístico, el responsable de la política ambiental en Michoacán se comprometió a promover este santuario, uno de los más extensos que existen.

El paradero turístico, localizado a menos de diez minutos de la cabecera municipal, está acondicionado con hermosas cabañas, un restaurante típico, espacios para la recreación de los visitantes y una doble tirolesa de casi un kilómetro de cable.
Todas las instalaciones son casi nuevas y sus servicios son de los más económicos en la región.

Para llegar al santuario de las monarcas, es indispensable transitar por un camino rural, embovedado por las copas de los árboles, cruzando por un antiguo monasterio que aún permanece activo; en el trayecto se aprecian exuberantes cascadas, arroyos y otros paisajes que se conservan casi vírgenes gracias a las labores de preservación que se logran con el trabajo conjunto entre el Gobierno de Michoacán y el trabajo de la comunidad.

En el estado de Michoacán existen tres centros turísticos donde se puede apreciar el fenómeno de invernación de la mariposa monarca, a saber, el del ejido El Rosario, en el municipio de Ocampo; El Llano de las Papas, al oriente de Angangueo, y el de Sierra Chincua, en el municipio de Senguio. Todos están abiertos al público y así permanecerán hasta el mes de marzo, cuando nuevamente las mariposas retornen a los países vecinos del norte.