yo por ellas

 

Sistema biotecnológico incrementa producción de cultivos en México

Ciencia y Tecnología

Redacción

Morelia, Michoacán.- A fin de mejorar la agricultura, la empresa mexicana Tecnologías AgriBest desarrolla sistemas biotecnológicos que nutren, protegen e incrementan entre 30 y 50 por ciento el rendimiento de cultivos de manera sustentable y a un bajo costo.

Con ese fin, la compañía usa microorganismos benéficos que se encuentran en el suelo y en la superficie de las plantas, como hongos, cepas bacterianas y extractos vegetales, para crear más de 70 sistemas que ayudan a los principales cultivos del país, como maíz, sorgo, frijol, soya, caña de azúcar, frutas y hortalizas en sus diferentes fases, desde que son semilla hasta que se genera el fruto.

Para obtener estos microorganismos se realizan colectas. “Por ejemplo, si vemos un cafetal que tiene roya, pero dentro de todo el daño hay manchones de plantas sanas, las colectamos e identificamos las cepas para hacer pruebas en laboratorio y ver como ayudan a controlar la enfermedad. Una vez identificado su ADN se separan y congelan para posteriormente formular los productos con estos microorganismos”, detalló Obed Mayoral Fernández, director general de Tecnología AgriBest, con sede en la Ciudad de México.

Explicó que el desarrollo es un sistema integral porque mejora el suelo, da mayor resistencia a la planta e incrementa su capacidad para tomar nutrientes y protegerla de plagas y enfermedades a través de transformar su metabolismo. Además, los microorganismos se obtienen de diversas regiones del país, o bien de cepas que ya están en los centros de investigación.

El sistema es un traje a la medida para cada cultivo y se compone de varios productos que se aplican en las diferentes fases, en la semilla (inoculación), durante el desarrollo vegetativo, la floración y hasta obtener la fruta. Por ello AgriBest fue reconocida como la mejor empresa verde de México en el concurso Cleantech Challenge México 2016, organizado por GreenMomentum Inc.

Este proceso lo realiza el agricultor, por ello se le capacita a fin de que conozca cuál aplicar en cada uno de los momentos. Asimismo, el sistema es sustentable y no tiene ningún contaminante para la salud o el medio ambiente, aunque se pueden combinar o complementar con los fertilizantes químicos de acuerdo a las características del suelo donde se establezca el cultivo.

Información La Jornada