Trump firma orden ejecutiva para eludir regulaciones del Obamacare

Internacional

Unas 20 millones de personas (como mínimo), corren el peligro de quedarse sin seguro en caso de que el plan de salud sea aún más modificado.


Redacción

Washington.- Luego de más de 10 intentos fallidos de parte de los Republicanos en el Congreso por terminar el Obamacare, Donald Trump tomó medidas desde el puesto ejecutivo, y a través de un decreto judicial, consiguió flexibilizar las disposiciones del Plan de salud del expresidente Barack Obama.

El decreto insta a facilitar el mercado, permitiendo el acceso de pequeñas y medianas empresas a seguros con menos requisitos.

También busca expandir los seguros temporales y que son más económicos pero menos completos.

Obamacare permitió a las grandes empresas ofrecer planes sanitarios a sus empleados sin los llamados “beneficios esenciales”, por ejemplo, no cubrir maternidad, urgencias o atención psicológica.

En cambio, las PyMEs y las personas que compran su seguro individualmente sí deben tener cubiertos esos requisitos.

Ahora, Trump quiere explotar los resquicios de la ley para rebajar el listón de condiciones para PyMEs e individuos, sin embargo, los expertos advierten de que se puede abrir una peligrosa brecha: “las personas sanas recurrirán a pólizas más baratas y con menos protecciones, mientras que las menos sanas pagarán mucho más”.

Obamacare, aprobada en 2010, impuso cambios estructurales al modelo sanitario y dio cobertura a 20 millones de personas que no la tenían. Creó un mercado de compra de seguros para el 7% de la población (21,8 millones) que no obtiene asistencia a través de sus empleos o el Gobierno. También expandió Medicaid, el programa público para ciudadanos con pocos recursos o discapacitados, y creó reglas que obligan a un mínimo de cobertura e impiden abusos. Sin embargo, no ha logrado fomentar la competencia como se esperaba y como resultado han subido los precios y ha caído la oferta de planes.

Desde el 2010, Obamacare, aplicó cambios al modelo sanitario y dio cobertura a 20 millones de personas que no la tenían, creó seguros para el 7% de la población, equivalente a 21,8 millones de habitantes que no obtiene asistencia a través de sus empleos o el Gobierno, sin embargo, y la gran inconformidad por parte de las ciudadanos opositores, no ha logrado fomentar la competencia como se esperaba y como resultado, han subido los precios y ha caído la oferta de planes.

Información El País