Banner acciones

 

 

Isabel, 91 años, 65 en el trono

Internacional

Hoy la monarca viva con más tiempo en el trono celebra su cumpleaños gozosa de una salud de hierro, prometiendo romper más récord’s en los años venideros.


Redacción

Londres, Inglaterra.- Con las tradicionales 41 salvas de cañón en Hyde Park, y otras 62 en la Torre de Londres, la fortaleza medieval a orillas del río Támesis, la Reina Isabel II celebra sus 91 años, de los cuales, ya suman 65 al frente del Imperio Británico.

Con una salud de hierro, presencia vigente y una vida social impecable, la segunda monarca de los tiempos modernos con más tiempo en funciones ha pasado por 13 primeros ministros y a la fecha, rige 16 países.

Isabel requiere de poco menos de un lustro para superar a Bhumibol Adulyadej, fallecido rey de Tailandia, para superar el record del monarca con más tiempo en el trono, si bien hay otros registros del medioveo, siglo XVIII e incluso del antiguo Egipto que dan fe de reinados de hasta 90 años, como tal, Isabel es la monarca de la historia reciente que heredó la corona no solo en una edad propia para ello, sino que también ha ejercido a cabalidad sus funciones.

Como ya es costumbre, la reina celebra su cumpleaños dos veces: una en su fecha exacta, en privado, el 21 de abril, y la otra, públicamente, en mayo o junio, cuando hace mejor tiempo, presidiendo un gran desfile militar.

Pese a su avanzada edad, Isabel mantiene sus compromisos político/sociales, en 2016 atendió 332 eventos oficiales, 341 en 2015, y 393 en 2014.

Si bien ha delegado muchas de sus funciones en patronatos y fundaciones, así como ha delegado viajes de gran envergadura a su hijo Carlos, no deja de lado las labores principales de un monarca en los tiempos modernos.

Desde el 9 de septiembre del 2016, Isabel es la reina con más tiempo en el tróno británico, con 63 años, 7 meses y dos días, superando a su tatarabuela Victoria (quien reinó de 1837 a 1901)

Cabe recordar que Isabel llegó al trono de la forma más inesperada posible, "Lilibet", como le decía su familia, era la tercera en la línea al trono después de su tío Eduardo, príncipe de Gales, y su padre Alberto, el duque de York.

La princesa se convirtió en heredera cuando su tío abdicó siendo ya “Eduardo VIII” -para casarse con Wallis Simpson, mujer divorciada estadunidense, cosa que estaba prohibida - y su padre le sucedió como el rey “Jorge VI”, conocido en la cultura popular como el “Rey de los Discursos”, debido a que tuvo que superar su problema de dislexia y tartamudes meses antes de entrar a Primera Guerra Mundial.

El reinado de su padre se alargaría de 1936 hasta su muerte en 1952.

Información Grupo Milenio