Banner doble circuito

 

 

Gonzales Iñarritu vuelve a ganarse la admiración de Cannes

Ver Más Entretenimiento

Presentó su más reciente proyecto, "carne y arena", un cortometraje en realidad virtual.


Redacción

Ciudad de México.- Alejandro Gonzales Iñarritu ha demostrado ser un cineasta emprendedor, capaz de abordar todo tipo de temáticas, bajo pautas sumamente distintas y en contextos completamente variados, su tres oscares (dos por Birdman, uno por revenant) dan prueba de ello.

La noche de ayer, se volvió a ganar la admiración de los expertos más reconocidos del cine a nivel mundial al debutar su proyecto más reciente, el cortometraje en realidad virtual, “carne y arena”.

Dicho film ofrece una experiencia sin igual a los espectadores, "espectacular, terrorífico, interesante, distinto", son sólo algunos de los adjetivos que los críticos le han dado.

El “experimento”, como el propio Alejandro le llamó, es una "experiencia de realidad virtual" en la frontera sur de Estados Unidos que permite una "inmersión" y "tomar conciencia" de la tragedia de los inmigrantes.

Así, se invita al espectador a entrar, descalzo, y en solitario, en una sala cubierta de arena en la que un par de operarios le colocan una mochila y unos lentes de realidad virtual.

Con estos accesorios, el asistente se ve en medio de un grupo de migrantes que son descubiertos por la patrulla fronteriza.

Nuevamente, la maestranza de Emmanuel “El Chivo” Lubezki volvió a hacer posible tomas memorables, con las cuales es imposible no sentir la desesperación que día a día viven los miles de latinos que cruzan la frontera en la búsqueda del sueño americano.

Esta es la primera experiencia en realidad virtual que se debuta en Cannes, coincidiendo esta fecha memorable, con el 70 aniversario del más prestigiado festival fílmico del mundo.

Según González Iñárritu, quien regresa a Cannes con esta pieza siete años después de competir con "Biutiful", la obra ha sido creada en realidad virtual para tener un gran impacto en una sociedad cada vez menos sensible a imágenes sobre dramas como el de los inmigrantes.

"La realidad ya no es suficiente para nosotros. La cantidad de información sobre esas personas ya no nos genera ningún interés. Hubiera podido filmar un corto de diez minutos y nadie hubiera venido, lo hubieran visto diez personas", dijo al explicar la motivación que lo llevó a hacerlo con la nueva técnica.

“Carne y arena” garantiza dejar a todos los que la vean una con una experiencia sin igual, y así, lograr aunque sea sólo un poco, una conexión con el grave problema que representa la migración en todo el mundo.

Información Notimex