Banner doble circuito

 

 

Muere la actriz Carrie Fisher

Ver Más Entretenimiento

Quien interpretara a la princesa Leia Organa en el mundo de Star Wars, sufrió un infarto el pasado viernes.

 
Redacción

Carrie Fisher, la actriz mejor conocida como la princesa Leia Organa de Star Wars, ha muerto ante las secuelas de un ataque al corazón el pasado viernes, tenía 60 años.

El portavoz de la familia, Simon Halls, publicó una declaración a la revista People en nombre de la dija de Fisher, Billie Lourd:

"Es con una tristeza muy profunda, que Billie Lourd confirma que su amada madre, Carrie Fisher, falleció a las 8:55 horas de esta mañana (27 de diciembre)“, dice la declaración.
"Ella era amada por el mundo y se extrañará profundamente", dice Lourd. "Toda nuestra familia les agradece por sus pensamientos y oraciones."

Fisher viajaba desde Londres a Los Ángeles el viernes 23 de diciembre, cuando sufrió un paro cardiaco. Los paramédicos la sacaron del vuelo y la llevaron a un hospital cercano, donde fue tratada por un ataque al corazón, sin embargo, los daños en su organismo fueron severos.

Carrie fue hija de la veterana del espectáculo Debbie Reynolds y el animador Eddie Fisher, se crió en un mundo tumultuoso de cine, teatro y televisión.

En 1973, la estrella se matriculó en la Escuela Central de Habla y Drama en Londres, donde pasó más de un año estudiando actuación.

Las brillantes luces de Hollywood le hicieron debutar en 1975, bajo el film "Shampoo" de Warren Beatty.

Su papel en Star Wars seguiría en 1977 - la experiencia la detalló recientemente en sus memorias, "The Princess Diarist"- tenía sólo 19 años cuando filmó la primera entrega de la querida franquicia de ciencia ficción.

Fisher se casó con el músico Paul Simon en 1983. Fue un matrimonio explosivo, y fue cortado por las etapas de la depresión, el uso de drogas de ambas partes y una serie de inseguridades personales, se divorciaron un año después.

Desde los 13 años, Carrie fumamaba marihuna, era un vicio que reconoció abiertamente, a sus 20 años desarrollo una ligera adicción al LSD, sin embargo, siempre se declaro “alérgica al alcohol”, en 1985, Fisher fue diagnosticada con trastorno bipolar, así lo dijo al Herald-Tribune, posteriormente se convirtió en un defensor abierto de la conciencia de salud mental.

Durante gran parte de los años 90, Fisher se centró en su carrera de escritora, publicando “Surrender the Pink” y “Delusions of Grandma”. Además, habría ayudado a crear los guiones de numerosas películas de Hollywood, sin acreditar, como “The Wedding Singer” o “Hook and Sister Act”.

Billie Lourd, la única hija de Fisher, nació en julio de 1992. El padre de la estrella de Scream Queens, el agente de talento Bryan Lourd, salió con Fisher por tres años, sin embargo, se declaró homosexual, ahora está casado con Bruce Bozzi.

Información the Huffington Post / Revista People.