Banner doble circuito

 

 

Homenajean a José Natividad Chávez “El Palillo” en el 5to Encuentro Verso y Redoble

Música

No lo olviden, esta noche, a las 19:00 horas, él y su Conjunto Regional Ajuchitlan, en la Plaza Juárez de Morelia.


Por Diego Mendoza

Morelia, Michoacán.- En el marco de actividades del 5to. Encuentro de Música Tradicional "Verso y Redoble", el Centro Cultural UNAM abrió sus puertas al maestro José Natividad Leandro Chávez, alias “El Pálillo”, músico terracalentano, originario de Ajuchitlan del Progreso, Guerrero.

“Palillo” es visto por muchos como todo un patrimonio cultural inmaterial, pues su sabiduría sobre la música regional está respaldada por más de 70 años de acordes y ritmos.

El conversatorio fue introducido por el Médico Galileo Cambrón Figueroa, representante del centenario Conjunto Regional Ajuchitlan y un cuasi-cronista del legado musical de la Tierra Caliente, quien recordó a los grandes exponentes de la música endémica de la región, tales como Vicente Escalanate, Juan Feliciano, Catalino Miranda, así como el padre del propio Natividad, Don Ancelmo Leandro Chamú.

A la hora de tomar la palabra, el maestro Natividad no pretendió proyectarse como un experto, siempre haciendo gala de sus orígenes, vestido de guayabera blanca, sandalias de cuero y sombrero tradicional, comenzó a recordar sus inicios en la música, cuando, a sus 8 años, tocó la tamborita junto a su padre, posteriormente la guitarra, y desde los 12 años a la fecha, el violín.

Leandro Chávez dedicó su tiempo a narrar las tradiciones de su tierra, donde las bodas se realizaban en caravana, acompañadas de conjuntos de entre 4 y 5 músicos, así mismo, no pudieron faltar los “fandangos”, aquellos bailes donde el pueblo entero se congregaba para festejar, la mayoría de las veces, durante más de 24 horas, no importaba que en aquellos ayeres sus pueblo no tuviera luz eléctrica.

“Nunca salí bueno pa’ las letras, pero ¡Ah! como se me dieron los ritmos”, rememoró “Palillo”, y no es para más, pues la música terracalentana está en una situación de genuina crisis, debido a que hay pocos registros y grabaciones que la preserven en la historia, sólo para entender la actualidad que vive, tanto la Fonoteca Nacional como el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), apenas si tienen, cada uno, un registro de composiones tradicionales.

Caso contrario, sólo el maestro Natividad y su Conjunto, han grabado ya 40 canciones que exponen fielmente la tradición y versatilidad de la música de su región, misma que han usado para fiestas, jaripeos, procesiones, festividades católicas y hasta funerales.

Guerrerense con corazón michoacano

El maestro “Palillo” tuvo su primer acercamiento en la escena cultural michoacana hace relativamente poco tiempo, ello gracias al Festival Huellas, mismo que se realiza en Pátzcuaro, y donde fue invitado personalmente, así amenizó todo un rito de adoración cristiano.

La música, el secreto de una vida larga

A sus 81 años, Leandro Chávez no ha dejado de trabajar sus parcelas, si bien la música le da su principal ingreso e inclusive esta becado por la Secretaría de Cultura, nunca ha dejado de ejercer la agricultura, lo cual le mantiene activo y cuerdo.

Para el desgastante estilo de vida de un músico tradicional, donde los eventos duran todo el día y el alcohol es “infaltable” en cualquier tocada, es de sorprender la salud del músico, quien sólo es “palillo” de nombre, pero más bien deberían decirle el roble.

“Estoy muy orgulloso de mi música”, dijo, y agregó “Yo me siento fuertecito, mazicito, todavía para otros años si Dios nos da licencia”.

Si quieren escuchar la música del maestro Trinidad y su centenario Conjunto Regional Ajuchitlan, no olviden ir a la Plaza Juárez hoy en punto de las 19:00 horas, todo sea por el amor a la músicA, y por preservar este legado tan valioso del pueblo mexicano.