Anillos Concéntricos y Manos de Nuestros Pueblos llegan al Clavijero

Arte

El arte contemporáneo y las artesanías michoacanas confluyen en una instalación como pocas veces se verá.


Por Diego Mendoza

Morelia, Michoacán.- La majestuosidad de los procesos artesanales vuelve a ser reivindicada con una exposición como pocas dentro del emblemático Centro Cultural Clavijero, en esta ocasión y quizá de forma única, el arte contemporáneo y el tradicional trabajo de los maestros artesanos de Michoacán se unen en una instalación que sería imposible no lograra maravillar el gusto del espectador.

En punto de las 19:00 horas fueron inauguradas de forma simultánea “Manos de Nuestros Pueblos” y “Anillos Concéntricos”.

En la primera, se exhiben 60 artesanías de las 16 ramas artesanales del estado, en la segunda, casi una veintena de obras de 6 artistas reconocidos internacionalmente ofrecen a la audiencia arte contemporáneo pero 100% hecho a mano, únicamente logrado gracias a la creatividad y autenticidad de sus procesos, el cual, busca romper con un vicio contemporáneo; conceptos fastuosos faltos de verdadero trabajo.

Sin ánimos a ser exagerado, el que suscribe puede asegurar que en su primer noche más de 300 asistentes se deleitaron con el trabajo de michoacanos, mexicanos y extranjeros.

Se tratase de joyería de Santa Clara del Cobre, la alfarería de Tzintzuntzán, o la fotografía sobre hilo creada por Pablo Boneu, era difícil ver un rostro que no se inmutara ante las piezas, misma que sin importar tamaño, forma o técnica, son muestra fehaciente de que el arte manual esta distante de ser obsoleto. 

Ambas exhibiciones no buscan ser antagonistas, por el contrario, los artistas saben que son simples aprendices de los artesanos, que su sabiduría es el origen de los procesos aplicados, y más aún, como ellos mismo dijeron, muchas veces el arte de un “maestro” tiene el privilegio de poder ser usado.

Sobre los artistas de Anillos Concéntricos

El esfuerzo conjunto para lograr esta exhibición está compuesto de infinidad de manos, particulares y sociedades que buscan solventar la grandes carencias del Estado a través de la plena vivencia de la cultura, los 6 expositores son:

Javier Marín
Uruapense dedicado a la escultura con un trabajo único del barro en una mezcla con materiales sintéticos, mismos que dan a sus piezas una consistencia única, la cual garantiza la estabilidad de cualquiera sin importar el tamaño.

La figura humana, rostros monumentales, hasta los animales, han sido algunas de las formas que realiza.

La variedad y cantidad de su obra, han hecho posible que llene los más importantes centros culturales del país con exhibiciones individuales, en el extranjero, ha maravillado ciudades completas con gran diversidad de instalaciones, las cuales pueden establecerse en foros cerrados o las mismas calles.

Pablo Boneu
Artistas argentino cuya obra actualmente se centra en la impresión fotográfica sobre hilo, literalmente, sus fotografías son plasmadas en superficies que pueden llegar a tener hasta 2 mil minúsculos hilos que juntos forman una imagen con profundos mensajes.

Su obra, “Burka”, es la pieza más grande de la exhibición (con 12 metros de largo por 3.5 de ancho).

Son escasas las palabras para definir su arte, se tiene que ver para poderle interpretar.

Paloma Torres
Nacida en la Ciudad de México, Paloma es una mujer que se ha centrado en el arte basado en la arquitectura, ella misma lo dice, el hecho de vivir en la capital del país le invita a crear figuras verticales, las cuales en algunas ocasiones emanan un mensaje de lo abstracta y difícil, pero maravillosa, que puede ser la vida en la gran ciudad.

Héctor Velázquez
Actualmente radicado en Berlín, este hombre también es mexicano, se especializa en el arte textil, con la cual logra igualar partes del cuerpo o crear pieza únicas, cuyos mensajes requieren de un exhaustivo análisis de la mente humana.

Cada vez que se aprecia un trabajo de Velázquez, uno puede percibir locura, excentricidad o una severa desvarianza del pensamiento humano, imposible entrara a “Anillos” y no dedicarle un poco más de tiempo al estudio de su obra.

Aron Demetz
Al ser un hombre nacido en Vipiteno, Italia, le resultó imposible no tener contacto con la madera desde pequeño, de familia de talladores, ha tenido mucho tiempo para pulir su arte, el cual, en la actualidad se vale de las más burdas o avanzadas herramientas de carpintería para lograr un tratamiento sin igual de la madera.

Ello da como resultado figuras humanas que pareciera tener vida propia, y con las cuales, uno que otro puede llegar a entender la desesperación, fragilidad y el dolor que cualquier ser humano ha experimentado durante los retos propios de su historia. 

Kyoto Ota
Definido como un “japonés más mexicano que los de casa”, es un artistas especializado en la manufactura de piezas de forma orgánica compuesta de gran cantidad de trozos de madera.

Aunque muy sencillas, la propia secuencia de su arte es hipnotizante y atractiva, cualquiera gustaría de tener algo tan armónico en su hogar como una obra de Kyoto.

A través de la fundación Javier Marín, la empresa Terreno Baldío, la Secretaría de Cultura y la misma iniciativa privada, Anillos Concéntricos fue previamente exhibida durante más de 2 meses en Uruapan, el éxito, la sed de los michoacanos por arte de esta categoría, así como el propia iniciativa de los autores, le trae ahora a Morelia.

En la ciudad capital, ambas exposiciones permanecerán hasta el mes de noviembre, y se espera que una ves terminado ello, “el paisano”, Javier Marín, presente “Corpus Terra", su más reciente obra.

¡Simplemente Imperdible!…