Inauguran en Uruapan la exposición “Anillos Concéntricos”

Arte

Para el que escribe no queda más que decir, ¡Es imperdible!, algo que sólo será la antesala al amor que se puede forjar por el quehacer de cada uno de los artistas.

Por Diego Mendoza

 

Uruapan, Michoacán.- La conocida Fabrica de San Pedro vuelve a revivir viejas glorias gracias a un gesto 100% desinteresado cuyo único fin es llevar la cultura a una tierra que siempre le ha necesitado, la “Perla del Cupatitzio” se reviste de gala gracias a la exposición “Anillos Concéntricos”, que en estas fechas, será otra buena razón para visitar la segunda urbe michoacana, la cual ya es magnifica en si sólo por el Tianguis Artesanal Domingo de Ramos.

Anillos Concéntricos reúne obras de 6 artistas de talla internacional; Javier Marín (Uruapan, México), Paloma Torres (CDMX, México), Pablo Boneu (Argentina), Héctor Velázquez (CDMX, México), Kiyoto Ota (Japón) y Aron Demetz (Italia), todos ellos reconocidos por su estilo tan particular, por hacer cosas casi únicas en su ramo utilizando técnicas y materiales de las cuales, muchas veces han sido pioneros.

Más allá de la excelente ambientación que se consiguió gracias a la locación en sí, fueron las obras las que supieron llamar la atención de los espectadores, las cuales no dejaban de intrigarles por su composición, más aún, por su mensaje, requiriendo toda la apreciación, cuidado y quizá otro tanto extra de tiempo.

Fotografía en hilo, una de ellas monumental en tamaño, imponente en significado; escultura en barro y caucho de seres con particularidades que bien podrían ser una nueva humanidad; figuras compuestas de madera que hipnotizan por lo armónico de su distribución; arte vertical que evoca a las grandes urbes; troncos de árbol que ahora son humanos, los cuales reflejan muchos de los males que nos afectan y cabezas moldeadas con textiles en su intento por recordarnos lo propensos que somos a la locura, es lo que el asistente verá en el salón de la Fabrica de San Pedro.

El fin es claro, y lo sostuvieron todos los expositores, demostrar a la comunidad que así como un árbol, para componer un gran tronco se necesitan de cientos de anillos, los cuales dan fortaleza y perduran, aquí nadie está por encima del otro, sencillamente se requiere del arte, el artista y el espectador, para que la sociedad se desenvuelva en paz y armonía.

Todo en Anillos Concéntricos está hecho con las manos, por lo cual, y “a Doc” con la fecha, invita a reconocer el trabajo artesanal, procurando no caer en uno de los vicios del arte contemporáneo, “un exceso de concepto, y muy poco trabajo”.

Anillos Concéntricos no es ni pretende ser competencia al trabajo de los artesanos del Tianguis Artesanal, por el contrario, los artistas se consideran simples aprendices de los artesanos tradiciones, vienen a aprender, conocer y por supuesto, comprar, recordando en todo momento que este evento, debe ser parte del ya muy basto itinerario que ofrece Michoacán en esta Semana Santa.

Para el que escribe no queda más que decir, ¡Es imperdible!, algo que sólo será la antesala al amor que se puede forjar por el arte de cada uno de los artistas, un evento que no pasa desapercibido, el inicio, de algo que, de hacerse tradición, será maravilloso para Michoacán, y Uruapan.