Jorge Tellaeche, el artista plástico que montó su primera exposición a los 15 años

CULTURA

Parte de su infancia y juventud se desarrolló en Tijuana; en 2009 decidió regresar a la Ciudad de México, su ciudad natal.


Redacción

Con 35 años de edad, el artista plástico Jorge Tellaeche lleva 20 de trayectoria. Y es que fue a los 15 años que montó su primera exposición en Sony Art Walk en San Diego, California y las oportunidades que ha tenido desde entonces, le han dado continuidad al desarrollo de sus propuestas.

En entrevista con la Coordinación de Apoyo a Artistas y Promotores Culturales Independientes de la Dirección General de Comunicación Social de la Secretaría de Cultura, explicó que su propuesta está influida por la arquitectura, el diseño, la música y las diferentes cosas que pasan a su alrededor.

Es el caso de su exposición que presentó en marzo pasado It´s not that Hard, en la fraternidad de la Universidad de la Comunicación en la Ciudad de México.

En ella, sus lienzos mostraron la existencia de dos fenómenos distintos, sobre si es difícil o no dejar ir sentimientos que abarquen cualquier contexto, por ejemplo, una relación, la muerte de alguien cercano, deseos o anhelos.

Parte de su infancia y juventud se desarrolló en Tijuana, lugar donde estudió diseño gráfico y fue director de arte de una agencia de publicidad. Fue en 2009 que decidió regresar a la Ciudad de México, su ciudad natal.

Desde entonces, ha expuesto en diversas galerías de la capital y en su showroom Animals, ha colaborado con marcas internacionales como Adidas, Comex, Durex, Hotel W, Delirio, I love Wok, El Palacio de Hierro, Domino's Pizza y para los proyectos All City Canvas y Corredor Cultural Roma Condesa.

“Creo que todos los artistas de alguna manera son independientes. Somos entidades que deciden hacía dónde ir y no tenemos la necesidad de estar un lugar en particular o con alguien en específico”.

Consideró que como pintor es una esponja y México lo inspira en todo por su color y hasta por su incoherencia: “Me siento afortunado de vivir en este país. Cada lugar tiene sus energías y en el caso de la frontera tiene una fricción contestaste que crea chispas y es imposible no llenarte de eso”.

En cuanto a la oportunidad de realizar murales en Estados Unidos, le permitió afianzar su estilo lleno de colorido asociado al surrealismo pop, un poco irreverente, relajado y no tan académico.

“La Ciudad de México me da otras reglas diferentes. Hay talento en cada esquina, muchos museos y galerías que te obligan a estar presente y vigente porque pasan cosas cada minuto”.

Jorge Tellaeche refirió que su trabajo posee elementos naif, un tanto infantiles, que le han permitido cuestionar aspectos sobre la conciencia, la responsabilidad y la honestidad.

Jorge Tellaeche invitó a valorar los estudios de arte como una opción posible: “Para ser exitoso en cualquier área necesitas muchas agallas y mucho trabajo y tener claro hacia dónde quieres ir. Así que si realmente quieres dedicarte a la escultura, la pintura, el grabado o el diseño, hazlo”.

Consideró importante quitarse el miedo para realizar lo que te apasiona y así crear nuevas oportunidades. “A veces nos exigimos mucho y nada es tan pesado. Nos volvemos tan serios que perdemos mucha magia. Estamos para divertirnos y enfrentarnos a nuevas aventuras”.

Información: CGP